Por la retirada de la tasa de comunicación de actividad de los locales con fines no lucrativos

Desde la Asamblea del Centro Social Autogestionado “El Corral” (CSA El Corral) se hace pública la carta (pdf) que se ha remitido hoy lunes a todos grupos municipales del Ayuntamiento de Valladolid para que eximan a los locales que realizan actividades sin ánimo de lucro de pagar la tasa de Comunicación de Actividad. Esta tasa supone una gran traba para la creación de locales en los que realizar actividades sociales y no comerciales, convirtiendose en un elemento represivo.

Gracias al apoyo de la comunidad, el CSA el Corral ha podido hacer frente a los costes de este trámite y para celebrarlo invita a toda la vecindad de Parquesol a acercarse al local situado en la zona peatonal de Adolfo Miaja de la Muela para participar el primer concurso vecinal de tortilla de patatas que se celebrará el viernes 23 de mayo a partir de las 19h.

 

Por la retirada de la tasa de comunicación de actividad para los locales con fines no lucrativos.

Desde la asamblea del Centro Social Autogestionado “El Corral” enviamos este escrito con dos motivos:

1- Hacer visible la traba que supone para nuestra actividad el trámite de  Comunicación de Actividad

2- Instar a quienes tengan capacidad de modificar la “Ordenanza fiscal reguladora de las tasas por licencias ambientales y de actividades  sometidas al régimen de comunicación” para que incluyan la exención de pagar la tasa a los locales que vayan a desarrollar actividades sin ánimo de lucro.

A las pocas semanas de tener en funcionamiento el centro social agentes de la policía municipal se personaron en él afirmando que
necesitábamos tener una comunicación de actividad para poder hacer cualquier tipo de actividad en nuestro local. Consultamos la normativa vigente y haciendo una lectura estricta de la misma es cierto que por algunas de las actividades que realizamos, desde luego no todas, nos hemos visto obligados a pasar este trámite para evitar sanciones de costes aún mayores.

La asamblea que gestiona el centro social está compuesta por gente modesta por lo que nos ha resultado bastante difícil asumir los costes de la memoria técnica y de la tasa que el Ayuntamiento nos exigía, pero aún así lo hemos conseguido. Sin embargo, esto nos lleva a pensar que tal vez una de las causas de la escasez de iniciativas sociales no lucrativas de Valladolid se pueda achacar a trabas de este tipo, que imaginamos que para otros colectivos en nuestra situación podrían ser insuperables.

Desde nuestro punto de vista, se puede entender que haya unas ciertas garantías de seguridad en los locales activos, que quienes participamos en ellos somos los primeros interesados en crear un ambiente agradable, pero la comunicación de actividad tal y como está planteada hoy en día supone una cortapisa a la actividad social, volviéndose un trámite disuasorio. Consideramos que el formato de comunicación de actividad está orientada únicamente para actividades empresariales, conlucro, y sin embargo se nos aplica a quienes realizamos actividades asociativas sin ánimo de lucro y que por tanto no podemos entender los costes que nos suponen esta comunicación en términos de inversión, como sería en la lógica empresarial, sino como una mera traba administrativa.

Para evitar que otra gente se vea en esta situación en lo sucesivo, instamos a quienes tienen competencia para modificar el reglamento en el que están recogidas las obligaciones fiscales de la comunicación de actividad a incluir una exención del pago para aquellos locales que vayan a desarrollar actividades sin ánimo de lucro. Esto supondría añadir una exención en el artículo 7 de la “Ordenanza fiscal reguladora de las tasas por licencias ambientales y de actividades sometidas al régimen de comunicación” publicada en BOP de Valladolid nº292, del 21/12/2012.

Atentamente,

La asamblea de gestión del Centro Social Autogestionado “El Corral”.

Anuncios